G664vineviymevendi

La tercera entrega en CD de Lendakaris Muertos es un reto al que se enfrenta el grupo en el que ya no pueden valerse del asombro producido por la novedad. Al contrario, los Lendakaris inciden en lo que es ya un estilo personal al construir canciones con melodías sin complicaciones y letras donde su ingenio satírico vuelve a destacar.
La sátira se reparte equitativamente contra todo lo que se mueve: ecologistas de sillón, obreros a favor de las horas extras, políticos corruptos, autogestionarios guais, dogmáticos de uno y otro signo, bobos al volante… Y no faltan sus clásicas andanadas acerca del uso y abuso de las drogas.
Los Lendakaris no se despegan ni un palmo del suelo al realizar sus críticas. Los destina-tarios de sus dardos satíricos son gente a la que vemos todos los días. Es más, somos nosotros mismos, de aquí y de allá, jóvenes y viejos, vascos y españoles.
El disco es duro y rápido sin ninguna concesión al descanso. Las píldoras más condensadas, los estribillos más punzantes… El sonido no se reblandece en ningún momento como queriendo explicar un hecho muy claro: Hay Lendakaris Muertos para tiempo.
El disco se completa con un DVD, gracias al cual tenemos acceso a su videoteca particular. Conciertos de todos los formatos, en todas las latitudes, a cualquier hora, en cualquier sitio. Pero siempre repletos de seguidores que hacen suya la autocrítica feroz que difunden los Lendakaris.

“Vine, vi y me vendí”. Lendakaris Muertos.El corazón del punk.

Escribe un comentario